NICKY, RICKY, DICKY & DAWN

NICKY, RICKY, DICKY & DAWN è una serie TV recensita da Orientaserie.it

  • sitcom
  • (Usa)

RECOMENDADA POR ORIENTASERIE 

Nicky, Ricky, Dicky & Dawn es una comedia estadounidense que cuenta la historia de cuatro gemelos, tres chicos y una chica. Dawn es 4 segundos mayor que los demás y por ello, además de ser la única chica, se siente superior a sus hermanos y siempre trata de imponerse como líder del grupo. Los otros, sin embargo, también tienen su propia personalidad y no ceden fácilmente a su hermana. El Sr. y la Sra. Harper, por su parte, tienen una gran tienda de deportes, por lo que la historia de sus cuatro hijos se divide entre la casa, la escuela y la tienda, donde a veces los niños ayudan. Cada episodio aborda temas diferentes: desde la amistad hasta las relaciones familiares, desde los problemas escolares hasta los primeros enamoramientos. Todo ello en clave de comedia pura, que a veces roza lo demencial, pero que nunca acaba siendo burda, y siempre consigue hacer reflexionar de alguna manera sobre el tema.
Aunque se mantiene en la estela de las comedias de situación tradicionales de Estados Unidos, pretende ser un producto moderno, diseñado principalmente para un público preadolescente (rango de 7 a 10 años) que, gracias a los ingredientes de comedia y aventura, asegura la diversión mientras se aprende algo importante también en el ámbito de las relaciones.

Calificación: 

Calidad general: 

Calidad educativa: 

Edad a la que va dirigida la serie: para todos los públicos (especialmente para los preadolescentes)

Presencia de escenas sensibles: ninguna.

Profundización 

La peculiaridad de la sitcom es representar a una familia americana moderna, «normal» en todo excepto en el hecho de que tienen cuatro gemelos. Ni que decir tiene que, en una situación en la que ambos padres trabajan, los hijos tienen que valerse por sí mismos de vez en cuando. Al ser tantos, los protagonistas no pierden la oportunidad de poner en marcha las situaciones más dispares, generando malentendidos y divertidas secuencias de acontecimientos a veces al límite de lo verosímil. En los momentos de necesidad, los padres están siempre presentes y a veces se convierten en parte integrante de las distintas aventuras. Siempre dispuestos a apoyar y a aconsejar a sus hijos, los Harper son, sin embargo, una pareja sui generis: la madre es ansiosa y protectora, a veces demasiado ingenua, chapucera e infantil; el padre, con algunos rasgos egoístas que su mujer intenta siempre amortiguar llamándole a desempeñar con responsabilidad un papel de padre más serio y sereno.
En definitiva, tanto los hijos como los padres tienen virtudes y defectos, siempre interpretados con gran ligereza y serenidad; esto ayuda a la identificación y aumenta la diversión, porque los convierte en personajes falibles que pueden llegar a tomar decisiones equivocadas, pero que finalmente pueden recuperarse con la ayuda de los demás miembros del grupo. Los Harper no son una familia perfecta, ni mucho menos, pero juntos consiguen empezar de nuevo cuando es necesario, perdonarse, resolver las situaciones de la mejor manera posible, aprendiendo algo nuevo cada vez.
Los gemelos, como todos los hermanos, están divididos entre el gran amor que les une y el deseo de alcanzar su independencia; en los episodios se verán envueltos en pequeñas aventuras, más o menos cotidianas, que juegan continuamente con sus sentimientos contradictorios. Las peleas internas, las amistades que no se quieren compartir, los celos, la competencia son algunos de los problemas por los que tendrán que pasar, sólo para reconocer que tener una familia bonita y numerosa sigue siendo una oportunidad maravillosa.
La serie trata diferentes ideas sobre educación (la amistad, el afecto, el respeto a las normas, el valor de la autoridad) y los temas que se abordan son los típicos de los chicos preadolescentes (y varían con el crecimiento de los niños en las distintas épocas), siempre interpretados con una gran dosis de comedia. Las situaciones son paradójicas, los diálogos están llenos de dobles sentidos y malentendidos generalmente muy apreciados por el público. Y, sin embargo, en comparación con la mayoría de los productos que hay ahora en el mercado diseñados para los espectadores preadolescentes y que se limitan a provocar una risa vulgar y totalmente vacía, esta comedia casi nunca es poco delicada ni excesivamente cruda; incluso en las situaciones más inverosímiles, siempre hay un mensaje moral o un intento de enseñar algo útil al público más joven.

Ilaria Giudici

 Temas de discusión: 

  • La relación entre hermanos: respeto, sinceridad, solidaridad, peleas y reconciliaciones;
  • Relaciones de amistad falsas o sinceras, honestidad y respeto;
  • Primeros afectos o enamoramientos;
  • Necesidad de la presencia de los padres. Padres infantiles y padres responsables.