Miércoles

Miércoles è una serie TV recensita da Orientaserie.it

  • fantasía, terror, drama adolescente
  • (Usa)

RECOMENDADO POR ORIENTASERIE

Tras ser expulsada del colegio por utilizar métodos poco ortodoxos para vengar a su hermano pequeño, víctima de una banda de matones, Miércoles Addams se ve obligada a trasladarse a la Academia Nevermore de Jericó, una escuela pública a la que asisten «rechazados», es decir, criaturas del mundo fantástico como sirenas, gorgonas, vampiros y hombres lobo. Inicialmente decidida a huir del colegio y rebelarse contra sus padres (especialmente su madre), que en su día también fueron alumnos del Nevermore, Miércoles pronto empieza a sentirse cada vez más como en casa, entablando amistades poco convencionales y encontrándose en el centro de una densa red de misterios y asesinatos, cuyas raíces se remontan nada menos que a la época del nacimiento de la ciudad.
Dirigida durante la mitad de los episodios por Tim Burton, la serie es un drama adolescente que mezcla comedia negra, fantasía y terror en un producto visual y narrativamente cautivador, apto para un público transgeneracional (excluidos niños y espectadores sensibles o impresionables).

Calificación

Calidad general: ★ ★ ★ ★ ☆

Calidad educativa: ★ ★ ★ ☆ ☆

Edad a la que va dirigida la serie: >14 años.

Presencia de escenas sensibles: algunas escenas violentas o perturbadoras, numerosas escenas de mucha tensión.

Profundización

Antes de ser producida audiovisualmente, Miércoles tenía todos los ingredientes para convertirse en un éxito: el nombre de Tim Burton asociado al proyecto, el legado de la familia Addams (un icono pop que, pese a tener casi cien años, sigue de plena actualidad), una escuela oscura que recuerda en muchos aspectos a la imaginería de Harry Potter, un misterio por desentrañar… No es casualidad, por tanto, que, a los pocos días de su estreno en Netflix, la serie saltara a lo más alto de las listas, convirtiéndose en la más vista en inglés de la plataforma y batiendo récords hasta ahora indiscutibles como el de Stranger Things.
Pero además de ser un producto bien elaborado, en el que confluyen una pluralidad de elementos  clave (las bandas sonoras de Danny Elfman, viejo colaborador de Tim Burton; la excelente interpretación de Jenna Ortega, perfectamente situada en el papel, sin renunciar a dotar a Miércoles de cierta calidez que fomenta la empatía del público; la presencia de Christina Ricci, que a su vez había interpretado a Miércoles en las películas del ‘91 y ‘93…. ) cooperan para lograr un resultado satisfactorio desde el punto de vista estético, e intrigante desde el punto de vista narrativo. Pero Miércoles funciona, ante todo, porque se apoya en sólidos cimientos temáticos. La protagonista encarna la diversidad, pero en una clave distinta a la que se suele elegir en el cine y la televisión: es la persona diferente que se siente orgullosa de serlo, satisfecha, en paz consigo misma, que no desea cambiar y sin embargo lo hace, casi imperceptiblemente, impulsada por los acontecimientos externos, pero también y sobre todo por los vínculos que, involuntariamente, acaba forjando.
El tema de la diversidad se expresa en todos los personajes: desde la compañera de cuarto de Miércoles, Enid (una mujer lobo a la espera de ser transformada, amante del color rosa y de los unicornios, que no podría ser más opuesta a la protagonista y que, sin embargo, acaba entablando con ella una amistad fuerte y poco convencional), hasta los demás alumnos del Nevermore, cada uno de los cuales lucha por conciliar sus deseos con los poderes que constituyen sus puntos fuertes, pero también sus limitaciones. Miércoles también aborda otros temas de forma desenfadada y a la vez nada obvia: la conflictiva relación entre padres e hijos (y especialmente entre hijas y madres), la necesidad de cambiar, las dificultades para crecer y aceptar la propia naturaleza, sin caer en lo que los demás esperan de nosotros o en lo que parece ser un destino ya escrito.
De ahí que la serie sea mucho más enriquecedora e interesante que muchos dramas adolescentes contemporáneos. Evitando todos los excesos típicos de este tipo de series (especialmente la combinación alcohol-drogas-sexo, que ahora parece ineludible) y centrándose, en cambio, en la calidad del guión, Miércoles -con su aspecto lúgubre, su obsesión por las tumbas y los asesinatos, y una mano cosida como mascota- puede ofrecer elementos de reflexión nada triviales y poner en escena un recorrido decididamente más enriquecedor para su público objetivo.

Cassandra Albani

Puntos de discusión:

  • El difícil equilibrio entre permanecer fiel a la propia naturaleza y estar abierto al cambio;
  • La diversidad como punto fuerte y enriquecimiento recíproco;
  • La compleja relación entre padres e hijos, entre expectativas por cumplir y caminos que parecen ya trazados.