Falcón y el Soldado de invierno

  • ciencia ficción, acción, aventura
  • (Usa)

RECOMENDADA POR ORIENTASERIE 

Las películas recientes de Marvel, ya se sabe, son ante todo buenas historias de amistad y de crecimiento. Disney ha conseguido combinar acción, efectos súper especiales e incluso una buena dosis de humorismo. Este spin-off de la serie de los Vengadores nos ofrece ciencia ficción de primer nivel y una delicada historia introspectiva de los dos personajes principales. Éstos son los dos amigos más cercanos de Steve Rogers (Capitán América), es decir, Sam Wilson (Falcón) y Bucky Barnes (Soldado de Invierno). Sam no se considera digno de portar el escudo que le dio Steve, y de ser el nuevo Capitán América, por lo que el escudo irá a parar a otro soldado, rubio, blanco, pero a años luz del Capitán América original. Por otro lado, Sam parecería ser el candidato ideal: es empático, amable, generoso, pero tendrá que superar un gran miedo para recibir el escudo. Por otro lado, tenemos a Bucky luchando en un viaje psicológico que le ayude a enfrentarse a los demonios de su pasado y al remordimiento por sus crímenes. El nuevo Bucky tiene el corazón roto por lo que hizo, por lo que intenta compensar las fechorías llevando a algunos antiguos miembros de Hydra ante la justicia y consolando en particular al padre de una de sus víctimas. Es muy agradable ver cómo estos personajes de cómic son capaces de comunicar una gran profundidad humana.
Los dos se ven inesperadamente luchando juntos contra un insospechado villano que intenta luchar, en su opinión, por una causa noble. Al igual que los espectadores estamos indecisos sobre qué bando apoyar, también lo está quien debe decidir el destino de este villano, es decir, Sam Wilson.
La serie es apropiada para ver con adolescentes; no es una serie de acción pura, pero ofrece mucho material de reflexión y discusión, además de un entretenimiento sano y divertido.

Calificación: 

Calidad general:    

Calidad educativa:  ★ ☆ ☆

Edad a la que va dirigida la serie: >16

Presencia de escenas sensibles: varias escenas de lucha, una de ellas especialmente sangrienta.

Profundización 

¿Quién de nosotros no ha amado la serie de Los Vengadores? ¿Quién de nosotros no ha disfrutado al volver a la infancia y entrar en el mundo del cómic? Pues aquí está Disney regalándonos nuevos spin-offs del mundo Marvel: después de WandaVision aquí está El Halcón y el Soldado de Invierno.
Primero, hagamos un pequeño “repaso” a la historia y a los personajes. ¿Te acuerdas del villano Thanos? Con su idea de restablecer algún tipo de equilibrio hace desaparecer a la mitad de la población de todo el universo con un simple chasquido de dedos. Afortunadamente, los Vengadores, cinco años después, consiguen, gracias a los viajes cuánticos y a grandes sacrificios, traer de vuelta a la población desaparecida. La historia de El Halcón y el Soldado de Invierno se sitúa unos meses después de estos acontecimientos…
Los dos personajes principales tienen una fuerte conexión con Steve Rogers, alias Capitán América. Bucky Barnes era un amigo de la infancia de Steve, se alistaron juntos y Bucky es dado por muerto al final de la Segunda Guerra Mundial. En realidad, fue capturado y, tras un lavado de cerebro, se convirtió en un supersoldado sin remordimientos dotado además con un brazo biónico. Será su amigo Steve Rogers quien le ayude a emprender el camino de la redención.
El Halcón, alias Sam Wilson, en los cómics creados por Stan Lee, es un antiguo villano redimido por el Capitán América que luego se convirtió en su amigo fraternal. Fue el primer superhéroe afroamericano de Marvel. Está equipado con dos alas artificiales muy avanzadas y otros juguetes tecnológicos. A él, Steve le da el importantísimo escudo del Capitán América al final de Endgame.
Estos dos personajes se enfrentan a caminos de crecimiento y a conflictos interiores muy fuertes. Sam no puede asumir el papel de Capitán América, primero porque no se considera digno de ser el sucesor del Steve Rogers de corazón puro, pero sobre todo no le apetece representar a un país que no es capaz de acoger e integrar a las diferentes razas. Bucky, por su parte, se enfrenta a un conflicto aún mayor: la lucha por perdonarse a sí mismo, tocando con sensibilidad diferentes matices humanos.
Los dos protagonistas tienen que enfrentarse a una nueva amenaza, que esta vez no viene del espacio ni de un supervillano, sino de personas insospechadas. Basta con decir que en este mundo «post-Endgame» se ha desarrollado una sociedad sin fronteras nacionales. Cuando la mitad de la población reapareció, tuvo que reconstruir su vida, empezando de nuevo. Se formaron entonces movimientos migratorios masivos y refugios para los nuevos «sin techo». Por ello, algunos de ellos están en contra del restablecimiento de las fronteras porque les devolvería a una situación de drama y confusión, mientras que el restablecimiento es querido por los políticos.
La serie pone mucha carne en el asador y aborda varios temas complejos, con muchas implicaciones psicológicas, así como un tema global y actual como son los movimientos migratorios y el deseo de algunos de una sociedad sin fronteras. A pesar de todo, lo que destaca la serie es la gran piedad y compasión de los dos protagonistas. El ejemplo de generosidad, caridad y dedicación de Steve Rogers -el Capitán América- deja su huella en sus amigos, cambiándolos para siempre.

Maximiliano Cattaneo