Doogie Kamealoha, M.D

Doogie Kamealoha, M.D è una serie TV recensita da Orientaserie.it

  • Comedia Medico-familiar
  • (EE.UU.)
trailer

Entre 1989 y 1993, dos gigantes de la televisión estadounidense, Steven Bochco (recientemente fallecido) y David E. Kelley, concibieron y produjeron Doogie Howser, una serie protagonizada por un niño prodigio que, a los 16 años, ya había conseguido ser médico. El protagonista de la serie era Neil Patrick Harris, actor que alcanzó la fama con Cómo conocí a vuestra madre. 

Casi treinta años después, la productora y guionista de «Cómo conocí a vuestra madre», Kourtney Kang, trabajó un remake de Doogie Howser, esta vez protagonizado por una chica de dieciséis años de Hawai, Lahela Kameāloha. La productora quería incluir un elemento biográfico, ya que ella nació en Hawai de madre irlandesa y padre coreano. No es un detalle menor dado que los padres de la protagonista son mixtos: su padre es hawaiano y su madre es una occidental de Filadelfia. La familia es el centro de esta serie y el primer episodio deja muy claro lo que está en juego y el papel de los protagonistas.

La serie ofrece un cálido panorama de una familia en crecimiento, que afronta con calma las dificultades ordinarias y extraordinarias de la vida, como lo es tener una hija cirujana a los dieciséis años. Es un viaje de crecimiento que también concierne a los padres, y el mérito de la serie es mostrar que no hay un manual para afrontar las distintas circunstancias de la vida, sino que, a través del diálogo y de la confrontación, las soluciones pueden surgir. Parece a veces artificiosa la inclusión de un personaje ostensiblemente homosexual.

Calificación

Calidad general: ★ ★ ★ ☆ ☆

Calidad educativa: ★ ★ ★ ☆ ☆

Grupo de edad: >14

Presencia de escenas sensibles: referencias sexuales, nunca explícitas.

Profundización 

El escenario y la atmósfera de Hawai son perfectos para una serie emitida en la época de la pandemia: espacios abiertos, sol, océano y una casa en la playa. Este es el contexto en el que se mueve Lahela, llamada «Doogie» por sus colegas en referencia a la serie de los años 80. Su padre, un financiero exitoso, decide dejarlo todo para abrir un quiosco de granizados que coloca justo delante del lugar donde trabajan su hija y su mujer, quien es la cuidadora principal del hospital. 

El padre es un hombre alegre y sereno, aunque un poco aprensivo con su hija que ahora está creciendo. El primer episodio se abre con el decimosexto cumpleaños de Lahela: una mañana de surf con su padre, un examen de conducir para el carné, un encuentro con el surfista del que está enamorada… y, sin embargo, Lahela no es una adolescente cualquiera. El examen para el carné de conducir se convierte de repente en una lucha por rescatar a un hombre que acaba de sufrir un accidente de tráfico. La policía y el propio examinador observan la escena con la boca abierta. Ante un enfermo o una urgencia, Lahela ya no es una simple adolescente, es una profesional que salva vidas y cuida en extremo a sus pacientes.

Doogie muestra una gran empatía con las personas, lo da todo y trata de resolver mediante el estudio y la investigación los enigmas que a veces presentan los casos médicos. La serie equilibra el género médico con los problemas familiares y educativos de la protagonista y sus hermanos. Las cosas también se complican por el hecho de que su jefa en el hospital es su propia madre, que tampoco es capaz de verla como algo más que una doctora, por lo que las discusiones en los pasillos alternan entre cuestiones profesionales y el deseo de independencia de Lahela. Ella está pasando por el periodo de transición en el que una niña intenta construir su mundo fuera de la familia; empieza a querer emprender el vuelo y, como suele ocurrir, sus padres no están preparados para este desprendimiento. Una vez quiere hacer un curso de cirugía cardíaca en Seattle, otra quiere seguir a su novio médico a un torneo de surf de dos meses en Australia. Sin embargo, en ambos casos, es llamada a quedarse, no por sus padres, sino porque se da cuenta de que su vocación está ahí, en ese hospital, atendiendo a las personas tanto en los momentos de tranquilidad como en las emergencias.

La serie muestra cómo un entorno familiar tranquilo y afectuoso ayuda a los niños a desarrollar sus talentos. Los padres, Benny y Clara, se quieren y se tratan con ternura y respeto. Lahela aparece como una chica alegre a la que le encanta bailar al ritmo de Tik Tok y llevar un diario en vídeo en el que cuenta las cosas que aprende, pero también es extremadamente sensible y cariñosa. La serie nos recuerda que la familia -ohana en hawaiano- es, como decía Aristóteles, algo anterior al Estado y más necesario.

Maximiliano Cattaneo

Temas de debate

  • ¿Cómo evaluar la calidad del tiempo dedicado a los niños?
  • ¿Qué importancia tiene la empatía en la vida?
  • ¿Hasta qué punto es necesario que los niños vean a dos padres que se quieren y se tratan con cariño?